Los atrapasueños son originarios de la cultura nativa norteamericana conocida como los Ojibwa. Tradicionalmente, esta cultura nativa construía los atrapasueños con la intención de colgarlos sobre las cabeceras de las camas. Estos eran usados como un hechizo para proteger a los niños de las pesadillas y de las visiones malignas. Ellos tenían la creencia de que los atrapasueños filtraban los sueños de las personas, haciendo que los buenos sueños pasaran por el centro, mientras los malos sueños eran atrapados por la malla. Ahora, tú puedes hacer tu propio atrapasueños y colgarlo en tu cuarto.

Materiales:

Bolitas de algodón

Hojas de fieltro de colores

Tijeras

Pintura vegetal

Hilo de lino

Un aro de madera

Una pistola de silicón con silicón.

Instrucciones

Para las bolitas de colores:

Elije la pintura vegetal del color que más te guste. En un recipiente de agua vierte algunas gotas de tu pintura vegetal favorita hasta que el agua se ponga de la tonalidad que más te gusta. Después sumerge las bolitas de algodón en el agua para que absorban el color. Déjalas secar hasta que se encuentren esponjadas de nuevo.

Para las figuras de fieltro:

Elije pliegos de fieltro de los colores que más te gusten. Una vez que tengas lista tu elección, recorta figuritas, pueden ser triángulos, corazones, círculos, o las figuras que más te gusten. También puedes trazar las formas con un lápiz sobre el fieltro para recortarlas posteriormente.

Instrucciones para hacer el atrapasueños:

Primero, toma el aro de madera. Ata uno de los extremos del hilo al aro de madera. Después ve enredando el hilo alrededor del aro con la intención de hacer una figura de estrella con los hilos sobre el aro. Una vez que tengas completada la figura de la estrella haz un nudo final y corta el hilo. Antes de hacer el nudo final asegúrate de que el hilo queda bien tenso.

En los hilos que quedaron dentro del aro puedes ir colocando las diferentes bolitas de algodón. Puedes colocarlas de modo que formen alguna figura o bien puedes colocarlas de manera aleatoria.

Una vez que tengas listo el centro del atrapasueños es momento de color tiras de hilo en la parte inferior. Coloca tres pequeños hilos y amárralos firmemente al aro de madera. Ahora pega las figuras de fieltro a los tres hilos que quedaron colgando para decorar tu atrapasueños.

Por último, coloca un hilo en la parte superior del atrapasueños para que lo puedas colgar en tu lugar favorito.

¡Listo! Ahora tiene un atrapasueños que no dejará que lleguen los sueños malos.

Fuente: iMujer Hogar

Fábrica de Dulces Miguelito® 2017 todos los derechos reservados

AVISO DE PRIVACIDAD