Las actividades diarias de los adultos en gran medida son un impedimento para dedicar tiempo a los pequeños de la casa, sin embargo, como padres es nuestro deber encontrar momentos perfectos para compartir y aprender de nuestros hijos. Por eso aquí te dejamos 5 puntos que te harán querer jugar con ellos de inmediato:

  1. El juego favorece el aprendizaje espontáneo de los niños, ya que se entra en una dinámica de tolerancia, comprensión y comunicación.
  2. El intercambio de ideas y experiencias brindarán a los pequeños seguridad y confianza para establecer ideas y llevarlas a cabo.
  3. La autoestima de los niños se ve favorecida cuando sus padres se interesan en conocer sobre su mundo y son parte del mismo por medio del juego.
  4. El autocontrol emocional y la habilidad de entablar relaciones sociales es más fácil cuando les enseñamos a ser comprensivos, a escuchar otras opiniones y a tolerar a los demás.
  5. La creatividad se verá explotada al máximo, brindado a los pequeños una sensación satisfactoria de felicidad que en gran medida influirá en su éxito escolar, personal y social.

 Ahora ya sabes que el juego no sólo no presupone una pérdida de tiempo, sino que por el contrario es una de las mejores formas de demostrarle a los pequeños cuánto los amamos y nos preocupamos por ellos.

Fuente: SerPadres

Fábrica de Dulces Miguelito® 2017 todos los derechos reservados

AVISO DE PRIVACIDAD