00
:
00
Producto 1
Vive lo rico

Las Posadas

Las Posadas son una serie de celebraciones que se comienzan a realizar 9 días antes de la Navidad. Estas celebraciones se inspiran en el recorrido que María y José tuvieron que realizar desde Nazaret hasta Belén antes del nacimiento de Jesús, las posadas representan el peregrinaje en el cual pedían un lugar donde pasar la noche durante su recorrido.

En México las posadas se organizan entre familiares, vecinos de alguna localidad o en algunas regiones pueblos enteros se organizan para que una comunidad albergue cada una de las 9 posadas. En estas celebraciones es típico que se disfrute de romper piñatas, además de realizar las letanías en las que algunos participantes representan a María y José y van de casa en casa acompañados de velas, pidiendo posada en todos los lugares. Otras personas adentro de las casas representan a los que dan posada dentro de las casas. Durante las posadas, las piñatas son usadas como una representación del diablo y la tentación. Las piñatas por lo general se preparan a partir de una olla de barro en forma de estrella con siete picos. Cada uno de los picos representa a cada uno de los pecados capitales. En algunos lugares se considera al palo de la piñata como una representación de Dios quien golpea al demonio (piñata) para liberar al amor de Dios (frutas y dulces dentro de la piñata) y vencer al mal.

Las posadas también se acompañan de deliciosos alimentos, bebidas y platillos típicos como frutas de temporada (caña, tejocote, mandarinas, etcétera), buñuelos, ponche de frutas, colaciones, tamales, café de olla, entre muchos otros más.

En México la tradición de las posadas se popularizó gracias al fraile agustino Fray Diego de San Soria en la antigua Nueva España durante el año de 1587. En un inicio la celebración de las posadas se llevaba a cabo en los atrios de las iglesias. Posteriormente las celebraciones se trasladaron a las plazas públicas y las calles.

Durante los primeros años del México independiente las posadas comenzaron a celebrarse dentro de las casas. Durante esta época se incorporaron a las posadas la colocación de figuras de nacimiento y fuegos artificiales. Se relata que los niños se disfrazaban de ángeles con túnicas de telas metálicas con hilos de oro y plata, penachos de plumas blancas y bordados en oro.

Durante los primeros años de 1900 con la llegada de la luz eléctrica, los faroles tradicionales comenzaron a ser reemplazados por focos eléctricos de colores y luz blanca. La música en vivo cedió lugar a la reproducción de los primeros discos de acetato y los fuegos artificiales comenzaron a ser reemplazados por el uso de las tradicionales luces de bengala.

Fuente: México Desconocido 

Fábrica de Dulces Miguelito® 2017 todos los derechos reservados

AVISO DE PRIVACIDAD